The Universe in the Classroom

He Aquí el Final de mi Viaje: Galileo Finalmente Llega a Júpiter

Ganimedes

Ganimedes es la luna más grande de nuestro sistema solar, aun más grande que los planetas Plutón y Mercurio. Algunos científicos pensaban que Titán, una luna de Saturno, era más grande, pero mediciones posteriores mostraron que parte del diámetro aparente de Titán es de hecho una atmósfera muy tupida. Ganimedes es el único lugar, además de la Tierra, con fallas laterales similares a la famosa falla de San Andrés en California. La superficie de Ganimedes consiste en dos tipos principales de terreno: viejas, obscuras unidades poligonales; y recientes, brillantes valles y cordilleras (vea la figura 11). Las marcas blancas en Ganimedes son cráteres recientes. Estas brillantes marcas blancas podrían ser la consecuencia natural de impactos de alta velocidad en una superficie helada; de la misma manera que al darle un martillazo a un bloque grande de hielo se hacen marcas blancas.

Ganymede
Figura 11
Ganimedes vista por Voyager 2. Además de por ser la luna más grande del sistema solar, este satélite se hizo famoso por sus fallas de choque con deslizamiento. Una de ellas aparece en la esquina inferior izquierda de esta fotografía. Estas fallas se parecen mucho a la falla de San Andrés en California, dándonos la esperanza de que el estudiar Ganimedes ayudará a los geólogos a entender los temblores en la Tierra. La región oscura del lado derecho es terreno antiguo. Las regiones acanaladas de color claro son más recientes. Imagen, cortesía de la oficina principal de la NASA.

Io

Io parece una pizza gigante. Uno de los astros más bonitos---y raros---del sistema solar, Io seguramente estará en la portada de revistas cuando nos lleguen las fotografías de Galileo. Esta luna es famosa por sus gigantescas erupciones volcánicas, descubiertas por la ingeniero de la NASA Linda Morabito (ver la figura 12). Aunque es solamente como del tamaño de nuestra Luna, Io es el cuerpo volcánico más activo de nuestro sistema solar, aun más que la Tierra. Ha habido tanta actividad volcánica que en un tiempo el planeta entero pudo haber pasado por volcanes.

Io
Figura 12
Io vista por Voyager 1. En el limbo del satélite puede verse una explosión volcánica. La explosión aventó material sólido a una altura de 160 kilómetros (100 millas) a una velocidad de 2,000 kilómetros por hora (1,200 millas por hora). Desafortunadamente, esta imagen en blanco y negro no muestra el color de Io como el de una rica pizza. Los colores rojizos y naranjas de la luna se deben probablemente a compuestos de azufre. Imagen, cortesía del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

Algunas de las fuentes volcánicas cubren un área más grande que Texas. Son activas en diferentes períodos de tiempo. En los cuatro meses entre los vuelos de Voyager 1 y Voyager 2 en 1979, un volcán dejó de hacer erupción, mientras que dos empezaron y subsecuentemente cesaron. Los científicos no pueden esperar a ver cuales volcanes son activos durante los dos años de la misión de Galileo. El volcanismo posiblemente ha cambiado la apariencia de la superficie desde el tiempo de los Voyagers, aunque el Telescopio Espacial Hubble no ha detectado cambios mayores.

Io es así de activa porque está atrapada en una guerra de forcejeos entre las gravedades de Júpiter y Europa. Esta lucha atrapa a la impotente Io en una órbita elíptica, de manera que su distancia a Júpiter---y por lo tanto el efecto de la gravedad de Júpiter---cambia contínuamente. Este cambio constante de gravedad estira, comprime y aplasta a Io. Una cosa similar sucede cuando usted dobla de un lado a otro un gancho de alambre para colgar ropa: se calienta.

Los vibrantes rojos, amarillos y negros en la superficie de Io están probablemente compuestos de azufre. Algunos investigadores predicen que toda la superficie visible es azufre; otros creen que flujos de lava de silicato deben estar presentes. Los instrumentos de Galileo serán capaces de hacer la distinción.

Europa

Europa tiene la superficie más plana de todos los astros de nuestro sistema solar. No tiene ninguna montaña y casi ningún cráter. La luna entera podría estar envuelta en una capa de hielo, y debajo del hielo puede haber un oceáno global de agua. Europa está entrecruzada con líneas llamadas linea y flexus, que se piensa son las grietas del hielo (vea la figura 13). Algunos científicos especulan que las grietas podrían contener formas primitivas de vida, como algas azul-verdosas. En la Antártica crecen algas debajo de decenas de metros de hielo.

Europa
Figura 13
Europa vista por Voyager 2. Grietas entrecruzan esta luna moteada. Pueden ser rupturas en una capa delgada de hielo que cubre agua o hielo más suave. Debido a que Voyager no pudo ver ningún cráter grande de impacto, los científicos han concluido que la superficie de la luna es reciente. Imagen, cortesía del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

¿Porqué Europa no se congela sólidamente? Como Io, es calentada por mareas producidas por la interacción de la gravedad de Júpiter con las otras lunas galileanas. Las fuerzas de marea son el 10 por ciento de la intensidad de las fuerzas que afectan a Io.

Recientemente el Telescopio Espacial Hubble descubrió que Europa tiene una tenue atmósfera de oxígeno. En la Tierra, el oxígeno es un producto de la vida, pero en Europa tiene un origen más prosaico: impactos de polvo y partículas cargadas tumban moléculas de oxígeno de la superficie de hielo, después de lo cual una serie de reacciones químicas producen hidrógeno y oxígeno.

Conforme Galileo hace sus movimientos, la Planetary Society (Sociedad Planetaria) estará trabajando con el Jet Propulsion Laboratory para proporcionar información actualizada. Esto se hará en el World Wide Web y a través de una línea telefónica gratis. Mayor información sobre este servicio especial se puede obtener llamando a la Planetary Society al teléfono 818-793-5100, o conectándose a http://planetary.org/. La NASA tiene otra página en la red en http://www.jpl.nasa.gov/galileo.

Actividad: El Tamaño de las Lunas de Júpiter

Las lunas de Júpiter les fascinan a los científicos planetarios en parte porque son grandes, aproximadamente del mismo tamaño de algunos planetas. Esta actividad compara el tamaño de las lunas con el de algunos planetas. Con un compás y la tabla siguiente, dibuje círculos para mostrar el tamaño de algunos planetas y lunas. Pensando un poco, usted puede ser capaz de dibujarlos todos en una sola hoja de papel. Sus estudiantes gozarán el dibujar ejemplos de formas geológicas, como volcanes o grietas, en los satélites galileanos.

  Radio (km) Radio a escala (cm)
Tierra 6,375 6.4
Marte 3,400 3.4
Mercurio 2,400 2.4
Ganimedes 2,638 2.6
Calisto 2,410 2.4
Luna 1,738 1.7
Io 1,816 1.8
Europa 1,563 1.6
Plutón 1,150 1.2

JAMES J. SECOSKY es maestro de ciencias en Bloomfield Central School en Bloomfield, Nueva York. El ha trabajado con astrónomos profesionales en proyectos del Telescopio Espacial Hubble, y escribirá otro artículo en The Universe in the Classroom sobre viajes espaciales.

Traducido por Ana V. Torres Dodgen

<< previous page | 1 | 2 |

back to Teachers' Newsletter Main Page