The Universe in the Classroom

Cometa Monstruo Promete Brillante Show

El Brillo Se Hace Mayor

Los cálculos orbitales además revelaron que el cometa debería pasar mucho más cerca del Sol. Su perihelio ocurriría el 1º de abril de 1997, en ese punto el cometa se encontraría a solo 0.92 unidades astronómicas del Sol, justo dentro de la órbita de la Tierra. Debido a que un cometa brilla más en cuanto se aproxima al Sol, Hale-Bopp solamente podría hacerse más visible. Podría ser uno de los cometas más brillantes del siglo, si no es que del último milenio.

Inicialmente los astrónomos estaban cautelosos de que el cometa pudiese estar experimentando una ráfaga---un rápido pero temporal aumento de brillo---y que al poco tiempo se desvanecería a un nivel de brillo más típico. Tales ráfagas se han visto ocasionalmente en otros cometas. Pero poco después del descubrimiento en julio de 1995, Rob McNaught del Observatorio Siding Spring en Nueva Gales del Sur, Australia, buscó en los archivos del observatorio y encontró una imagen previamente desconocida de Hale-Bopp. Tomada en abril de 1993, la foto mostraba al cometa a más de 13 unidades astronómicas del Sol, mucho más allá de la órbita de Saturno. Esto significaba que Hale-Bopp era intrínsecamente brillante.

Desde su descubrimiento, el cometa Hale-Bopp ha aumentado de brillo más o menos como se preveía. A mediados de 1996, observadores con vista aguda en sitios oscuros lo podían encontrar a simple vista a pesar de que se encontraba a más de 4 unidades astronómicas del Sol. A principios de octubre, al mismo tiempo que este boletín estaba por imprimirse, ya había desarrollado una cola prominente de polvo; fotografías detalladas han mostrado erupciones de polvo y gas a un ritmo fenomenal. Los signos indican que en los inicios de 1997 habrá una impresionante exhibición. Dentro de un año se habrá ido para no retornar en 3,400 años.

Hale Bopp es una ganancia para la ciencia, uno de solo dos cometas---el otro es el Halley---que se ha visto desarrollar a lo largo de un gran rango de temperaturas. Textos astronómicos tuvieron que reescribirse después de la reaparición del Halley en 1986 y probablemente tengan que reescribirse después de la aparición en 1997 del Hale-Bopp.

Es además una gran oportunidad educativa para que los estudiantes de todas las edades participen en adquirir conocimientos sobre este visitante. El cometa no será disparado de un lado a otro del cielo como un meteoro, sino que gradualmente irá cambiando de posición y apariencia de noche a noche. Observaciones cuidadosas del cometa revelarán semana a semana, o hasta noche a noche, variaciones en su brillo, en el tamaño y la estructura de sus colas y en la estructura de su coma.

Los estudiantes podrán capturar dichos cambios fotográficamente (ver "Astrofotografía"). Una cámara reflex ordinaria de 35 mm sobre un trípode, con una lente regular abierta completamente (digamos 50 mm a f/1.8) y con película rápida (ASA 400 o 1000) será capaz de grabar detalles de la cola. Los fotógrafos deberán experimentar con varios tiempos de exposición para ver como varía el detalle.

Comet Hyakutake
Haciéndose Pedazos. En marzo 24 de 1996, tres pequeños trozos se separaron del cometa Hyakutake, emitiendo sus propias colas, como se puede ver en la tercera imagen de la derecha. Este mosaico de imágenes negativas (lo brillante es obscuro y viceversa) muestra ambas colas del cometa; el trazo curveado de la izquierda es la cola de polvo, mientras que la cola de gas es el pico obscuro detrás de la cabeza del cometa; fluyendo vagamente de ese pico está la continuación de la cola de gas, recta y angosta. Imagen e interpretación por cortesía de James M. De Buizer y James T. Radomski. (c) 1996 James M. De Buizer, James T. Radomski y la Universidad de Florida.

¿Nueva Era de la Ciencia?

Observaciones sistemáticas nos ayudan a apreciar más profundamente la belleza del cometa. Los estudiantes pueden ver por sí mismos que los cometas son procesos naturales, no profecías de diabólicas advertencias o de retribución divina. Entristece decir que tales creencias persisten hasta hoy. Ya he leído artículos que aprovechan la aparición del Hale-Bopp y el fin del segundo milenio y tratan de asociarles un significado apocalíptico. Otros artículos declaran que Hale-Bopp es una nave extraterrestre o que su curso ha sido misteriosamente corregido para colocarlo en curso de colisión contra la Tierra.

Irónicamente estas afirmaciones oscurecen la verdadera y sutil afinidad de Hale-Bopp con nosotros. Los cometas se formaron cuando nuestro planeta se formó. Están hechos de la misma agua y sustancias orgánicas que nosotros. Ellos trajeron muchas de esas sustancias a la Tierra primitiva y ocasionalmente revisitaron para que empezara de nuevo la cadena evolutiva. Al incitar a los profanos en astronomía a mirar a los cielos un rato, Hale-Bopp puede hacer que las personas se sientan un poquito más cercanas al universo del cual todos somos parte.

Por mi parte, planeo gozar el espectáculo y tomar todas las ventajas de ello para el propósito de la educación científica pública. Quiero hacer mi parte para asegurar que cada persona esté al tanto de este cometa y tenga la oportunidad de verlo. Yo aliento a todos los que comparten estas metas a que trabajen conmigo para hacerlas realidad.

ALAN HALE es fundador y director del Instituto del Suroeste para la Investigación Espacial (Southwest Institute for Space Research) en Cloudcroft, Nuevo Mexico. El instituto es una organización independiente dedicada a la investigación y educación astronómica. Hale, como en el cometa Hale-Bopp, ha escrito un libro, Everybody's Comet (El Cometa de Todos, disponible a través del catalogo de la Sociedad Astronómica del Pacífico) y coordinó un proyecto a través de Internet "Hale-Bopp: Live in the American Classroom" (Hale-Bopp vive en las clases de los Estados Unidos). Su dirección electrónica es ahale@nmsu.edu. Para más información sobre el cometa visite http://www.halebopp.com. George Musser contribuyó para este artículo.

anatomy of a comet

Anatomía de un Cometa. El núcleo (1), es el corazón del cometa; una bola de nieve sucia y aguada de 1 a 50 kilómetros de diámetro. Generalmente no podemos ver el núcleo, pues es muy pequeño; en su lugar vemos el polvo y el gas que emanan de él. Este material forma la coma (2), una nube de hasta un millón de kilómetros a lo largo, la cual vemos como la cabeza borrosa del cometa. Partículas de gas cargadas eléctricamente, provenientes de la coma, forman la cola recta de los cometas (4); el color azulado viene de algunas moléculas brillantes. El polvo (pequeños granos de roca) de la coma forma la segunda cola de los cometas; esta cola es curveada y tiene un característico color amarillento, provocado por la reflexión de la luz del Sol en las partículas de polvo. El diagrama es cortesía de la NASA, basado en un boceto de Donald K. Yeomans.

<< previous page | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | next page >>

back to Teachers' Newsletter Main Page