The Universe in the Classroom

Uso de las Dimensiones Multiculturales para la Enseñanza de la Astronomía

Nalini Chandra & John Percy, University of Toronto

Actividad 1: Cielos “Diferentes” en Latitudes Diferentes

Propósito: Presentar la idea a los estudiantes de que el cielo se puede observar en forma distinta en diferentes latitudes.

Materiales:

Procedimiento:

1. Compare las fotos del cielo tomadas al mismo tiempo pero en distintas latitudes, luego registre:

(todos estos procedimientos deberían ser especificados por el software planetario)

2. Los estudiantes deben confeccionar un gráfico para enumerar las diferencias y similitudes existentes entre las observaciones.

3. Marque en el globo celestial la posición desde la cual estas fotos habrían sido tomadas y otorgue a los estudiantes la oportunidad de enumerar las diferencias o similitudes observadas.

Nota: una visita a un planetario podría ser útil para ayudar a los estudiantes a comparar sus propias observaciones de objetos en el cielo con esos representados en el globo estelar o en las simulaciones.

Observación de la Posición Cambiante del Sol para Establecer los Puntos Cardinales

Existe evidencia que sugiere que nuestros antepasados llevaron a cabo cuidadosas observaciones en torno a la salida y puesta del Sol y que fueron capaces de determinar que el Sol no salía ni se ponía en cualquier lugar. Las observaciones de los movimientos aparentes del Sol en el cielo y sus patrones de salida y puesta, tanto en el horizonte del este como del oeste, ayudaron a establecer los puntos cardinales.

Para la comunidad Hopi de Arizona, los puntos cardinales no eran el norte/sur/este/oeste, sino que era la relación de las direcciones y los puntos en el cielo donde el Sol sale y se oculta durante los solsticios. Estas posiciones eran, en términos generales, noreste, sureste, noroeste y sureste. El comienzo del invierno Hopi era determinado por el rey del sol y por el jefe Soyal (Soyal significa ceremonia de solsticio). Registros antropológicos del calendario del horizonte hopi muestran las observaciones del Sacerdote del Sol, cuyo objetivo era medir el tiempo de las ceremonias en pleno invierno. En aquellos diagramas, la cambiante posición del Sol se dibuja en relación a su propia posición entre dos picos en las montañas de San Francisco. Por ejemplo, la puesta de Sol en el desfiladero entre dos picos particulares de las montañas de San Francisco, cerca de Flagstaff Arizona, fue la señal para comenzar, dentro de los cuatro dias siguientes, la celebración de nueve dias del solsticio de invierno.

Actividad 2: Observando el Sol

Propósito: Dar a los estudiantes la oportunidad de observar la posición cambiante del Sol y comprender cómo las observaciones de esos patrones ayudaron a establecer los puntos cardinales.

Materiales

Procedimiento

  1. Revisar las medidas de seguridad para observar el Sol- NO MIRAR AL SOL EN FORMA DIRECTA U OBSERVAR SIN COMPAÑÍA EN UN ÁREA SOLITARIA O INSEGURA.
  2. Repasar los siguentes consejos para la observación:
  1. Encargar a los estudiantes confeccionar varios pares de diagramas en los que se indiquen los puntos de referencia (uno en el este y otro en el oeste)
  2. Identificar con una etiqueta los puntos Norte y Sur en los diagramas de los puntos de referencia
  3. Permitir a los estudiantes observar la salida y puesta del Sol por varias semanas o meses, si es posible.
  4. Responda las siguientes preguntas:

Nota: si las observaciones toman lugar durante el comienzo del otoño, el ocaso se realizará más temprano, mientras que el amanecer se inicia más tarde. A la vez se producirán cambios hacia el sur. Si las observaciones se llevan a cabo durante los últimos días de diciembre, se deben esperar que los ocasos tomen lugar más tarde, mientras que los amaneceres lo harán más tarde, a la vez, se deben esperar cambios hacia el norte. “Solsticio” significa “mantenerse firme” y los estudiantes deberían esperar cambios muy mínimos en las semanas antes y después de los solsticios (21 de diciembre y 21 de junio). Alrededor de los equinoccios (22 de septiembre y 22 de marzo), los cambios tanto del ocaso como en las posiciones son dramáticos.

Observación de la posición cambiante del Sol para establecer un Calendario Estacional

Los Inuits son uno de los grupos de personas en la tierra, cuya supervivencia depende exclusivamente de la caza y la pesca. Para ellos el Sol no aparece por algún periodo de tiempo. El ciclo del Sol y de la luna tiene una gran importancia al determinar las festividades y la subsistencia de esta cultura. En la lejana norteña latitud de Igloolik, localizada en 69 í 22'N, el Sol se oculta bajo el horizonte el 29 de noviembre y no se vuelve a ver hasta el 14 de enero.

Entre el 19 de mayo y el 24 de julio (60 días), se encuentra constantemente sobre el horizonte. Fue de gran importancia para los Igloolik, una de las tantas culturas Inuit, el poder rastrear la altitud del Sol para determinar por cuanto tiempo permanecería esta estrella sobre ellos, antes de la llegada de los oscuros días del invierno. Por ejemplo, aunque el Sol se encontrara sobre el horizonte, cada día y durante 24 horas, esa sería su posición más alta en el cielo y progresivamente se disminuiría a medida que el invierno se aproximara. El periodo de retorno del Sol, después de los oscuros días de invierno, señala la renovación de los alimentos y las festividades de los Igloolik.

Los Igloolik tenían medios interesantes tanto para la observación del retorno del sol, como para la medición de la altitud de este. Por otro lado, ellos fueron los primeros en identificar las tres diferentes etapas, cada cual con un significado importante para la cultura Iglooik. La primera etapa del retorno del Sol se observaba cuando un arpón era mantenido en forma horizontal a la distancia de un brazo durante el ocaso; este se alineaba entre el horizonte y el margen más bajo del disco del Sol. Esto indicaba que el Sol estaba a penas de vuelta en su retorno. La segunda etapa se observaba cuando se extendía un brazo, y el pulgar de la mano empuñada llenaba el espacio entre el Sol y el horizonte. Esta etapa señalaba el comienzo de la caza de focas. La etapa final del retorno del Sol era marcada por la observación de si el sol había alcanzado su más alta altitud, esto se comprobaba si la anchura de la mano empuñada en su totalidad lograba llenar el espacio entre el Sol y el horizonte. Esta observación marcaba el final del invierno y, a la vez, el periodo cuando las posibilidades de atrapar animales marinos eran mucho mejores (MacDonald, 1998)

Esta descripción de como un simple medio para medir la altitud del Sol era usada por los Igloolik para determinar los cambios en las estaciones y los periodos de caza, podría ayudar a mostrar a los estudiantes que no necesariamente necesitan instrumentos complejos o de alta tecnología para llevar a cabo simples observaciones informativas del cielo, o bien, rastrear la posición cambiante de objetos celestiales (estelares). El método ilustrado abajo ha sido calificado como “práctico” para estimar el ángulo de algún objeto que se encuentra en el cielo por sobre el horizonte.

<< previous page | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | next page >>

back to Teachers' Newsletter Main Page