The Universe in the Classroom

Una buena definición de la palabra "planeta":¿una misión imposible?

5) Enanas y fugitivas

Efectivamente una alteración de las órbitas corresponde, sin lugar a dudas, a la eyección de un planeta. Cuando varios planetas de gran tamaño orbitan una estrella bajo influencia mutua, el sistema es inherentemente inestable. El resultado consiste en que casi inevitablemente el planeta más pequeño se ve expulsado del sistema. Lo veríamos como un objeto aislado, más pequeño que un enano marrón. Tales objetos se han, de hecho, encontrado en algunos cúmulos de estrellas jóvenes. El problema radica en que no estamos seguros de si los objetos pequeños pueden formarse por si solos, sin haberse encontrado antes en la órbita de una estrella. Originalmente los teóricos afirmaban que esto no era posible, pero se retractaron, en la medida en que se reunía más información. No sabemos de ninguna buena razón por la cual los objetos de menor tamaño con fusión debieran tener la misma masa que los objetos pequeños formados por si mismos. Por el momento parece más posible que lo que se ha descubierto no sean realmente planetas expulsado (pero es muy difícil estar seguros).

Surgió la controversia cuando algunos de los descubridores los llamaron "planetas de flotación libre". La pregunta es: ¿si el objeto no estuvo nunca en la órbita de una estrella, podemos llamarlo planeta? Algunos astrónomos sostienen que si nunca sostuvo fusión, no puede considerarse estrella (fallida o de otra forma). Como los objetos de flotación libre tienen la misma masa que algunos de planetas extra-solares aceptados, éstos también deberían llamarse planetas. Otros dicen que los planetas sólo pueden formarse y encontrarse alrededor de estrellas (dejando de lado el problema de la eyección), entonces los nuevos objetos, que se forman por si solos, deberían llamarse "enanos sub-marrones" o "enanos grises", pero ciertamente no "planetas".

Las más recientes simulaciones de la formación de estrellas en computador sólo aportan confusión al tema. Éstas muestran que en la formación de un cúmulo de estrellas, los objetos fetales frecuentemente interactúan entre si, formando alianzas flexibles, para luego ser expulsados del grupo, mientras que la formación aún esta en proceso. Los enanos marrones a veces se forman por si solos. Otras veces son parte de un sistema estelar múltiple en proceso de formación, cuando, de repente, se eyecten (quitándoles su "legitima" reserva de gas). Lo mismo podría aplicarse a los objetos que se encuentran en el rango de masa planetaria, en cuyo caso es difícil decir si se formaron o no en la órbita de una estrella. (Para mayor información acerca de estos modelos de computación, sigue este enlace: http://www.astro.ex.ac.uk/people/mbate/Research/pr.html)

6) Definición de la misión

Al llegar a este punto, podría por lo menos estar tan confundido como los astrónomos profesionales. Lo que parecía ser una pregunta sencilla ("¿que es un planeta?") se ha convertido en un pantano. Aún así, la palabra es de uso común, y sería bueno saber de qué estamos hablando. Una definición final debería ser aceptable para ambos científicos y público general. Tu misión, si es que la aceptas, es confeccionar dicha definición. Existen tres áreas de donde puede surgir la definición; no son necesariamente compatibles entre si, y puede que más de una no sea necesaria. Estas son: 1) las características de los objetos como tales; 2) las circunstancias en las cuales se encuentran; y 3) su cosmogonía (como se forman).

Aquí sugiero algunas de las propiedades con las que una definición quizás debería cumplir, eres libre de agregar y de quitar de esta lista a tu gusto. Una buena forma de comenzar es probablemente confeccionar tu propia lista. Mis sugerencias (sin ningún orden en particular) son que una definición debería 1) ser física: exponer algunas propiedades fundamentales del objeto; 2) ser perceptible: depender de indicaciones que sean factibles de realizar; 3) ser corto y preciso, sin dar lugar a ambiguedades; 4) ser general, más allá de observaciones actuales: dejar espacio para nuevos descubrimientos; 5) tener limites bien definidos: excepto que justamente estos limites facilitan incluir un objeto dentro o fuera de la categoría; y 6) ser de fácil comprensión para el público, pero satisfactoria para los científicos.

Hasta el momento, la Unión Astronómica Internacional (el único cuerpo legal con autoridad para proporcionar una definición "oficial"), considera la tarea como problemática hasta el momento. A la naturaleza, por supuesto no le interesan las clasificaciones, y la verdad es que hay un continuo de características, circunstancias, y probablemente cosmogonías para los objetos existentes. Este articulo contiene los principios de muchos temas relevantes. Sería una buena tarea para los estudiantes extraerlos (y quizás ampliarlos a través de sus propias investigaciones), y organizarlos para ayudar a llevar a cabo la misión. ¿Pueden aportar claridad a la clasificación y evitar la confusión?; ¿pueden elaborar una definición de "planeta" que a otros estudiantes les parezca convincente y que puedan comprender, y que profesores y astrónomos también encuentren convincente? Debería, por lo menos, ser divertido e informativo intentarlo.

No creo que esta misión sea imposible, y sugeriré una definición en un futuro articulo de "Mercurio". O puedes ver una versión preliminar en mi sitio Web (http://astro.berkeley.edu/~basri/whatsaplanet.htm) luego de que hayas terminado tu propio proceso de razonamiento. Este documento no se autodestruirá en el corto plazo, y eres libre de darlo a conocer. ¡Buena suerte!

<< previous page | | 1 | 2 | 3 | 4 |

back to Teachers' Newsletter Main Page